La Numerologia del Nombre, Lectura de Tarot, Lectura de Manos

Aprenda La Numerologia Cabalistica, la Lectura de Manos y a Leer Cartas de Tarot

El Número 6 en Numerología


El Número 6: Representa una personalidad madura, disponible para las necesidades de los demás, creativa, sensible, comprensiva, sentimental y tenaz. Pero también es sensible, perezosa, desordenada, cambiante, de mal humor e impaciente. El signo de Cáncer es el que más se acerca.

(Busque sus números en "Numerología Calculadora")


 
El 6 Como Número del Sendero de la Vida (Suma de la Fecha de Nacimiento)
Busca la perfección y de la armonía a su alrededor. Le es conveniente el evitar las discusiones y rehuir toda condición de trabajo que vaya en contra de su sentido estético, su equilibrio interior y su sentido del orden.
Encierra un contrasentido este número, ya que pueden ser los más fieles, pero también los más infieles; los más sinceros, pero tam-bién los mayores mentirosos
Es un gran diplomático, con la capacidad de llevar a cabo negociaciones difíciles y alcanzar delicados compromisos; es una persona muy responsable. En estas capacidades está la clave de su éxito.
En el caso de evitar alguna responsabilidad se sentirán muy culpables y entrarán en un gran estado de infelicidad. Indica talento ar-tístico y sentido de la estética capaz de embellecer y hacer más agradable cuanto le rodea.
Es eficiente metódico, idealista de corazón y capaz de hacer mucho bien a los que le rodean ya que son muy sacrificados. Debe evi-tar ser tozudo y dominador ya que por lo general quiere salirse con la suya e imponer sus ideas a los demás.  Pueden llegar a aspirar a una perfección idílica que les haga desilusio-narse al ver que no la pueden hallar en esta Tierra.

El 6 Como Número del Destino (Suma de las letras del nombre)
Son personas profundamente generosas, dispuestas a luchar y a sacrificarse por el bien común.
Dan mucha importancia a su familia y amistades.Están profundamente arraigados en las costumbres tradicionales, evaden las excentricidades, las originalidades perturbadoras y todo lo que viene a remover situaciones de ordenamientos profundamente arraigados.
Se amoldan perfectamente a la sociedad que le rodea, pudiendo llegar a ser ciudadanos ejemplares, escrupulosos en el cumplimiento de sus obligaciones y en el observar las normas de la convivencia civilizada.
Posee una mente bien organizada, espíritu artístico, sentido estético y habilidad para las finanzas.
En lo negativo, ejerce una superprotección que produce ahogo a su entorno, incluso adoptando actitudes
tiránicas y dominadoras por la búsqueda escrupulosa de la perfección que va en su detrimento.

El 6 Como Número de Personalidad Externa (Suma de las consontes del nombre)
El 6 en la expresión proporciona una vibración protectora y un sentir de responsabilidad frente a los demás, que origina el que la gente acuda buscando consejos, protección o curación. Con optimismo, alegría dando sensación de ser digno de confianza.
Pero por este mismo hecho corre peligro de convertirse en esclavo de los demás, echándose encima grandes responsabilidades, de las que no siempre sabrá salir.
Es una persona pulcra, atractiva y encantadora, irradia armonía. Puede tener tendencia al lujo y al cuidado de la belleza física.
Suelen ser personas muy sexuales y dadas a los placeres sensuales. Es pulcra, atractiva y encantadora.

El 6 Como Número de Personalidad Interna (Suma de las vocales del nombre)
Se sienten muy atraídos por las manifestaciones de la belleza y de la armonía.
Se hallan muy a gusto en su hogar y tratan de generar un ambiente de armonía hogareña a los sitios donde se encuentran.
Para ellos es muy importante el aceptar la responsabilidad y ser consecuente; en caso de que no lo hagan les costará mucho estar bien.
Personas de gran emotividad, son compasivos y caritativos. Pero pueden tomar un papel demasiado activo al sentir estas emociones y tratar de cambiar las situaciones influyendo de una forma que puede convertirlos en entrometidos y ser rechazados.
Les gusta la colaboración y el trabajo en grupo. Pueden llegar a tener una idea demasiado desarrollada de la paz y de la armonía y en posiciones de poder llegar a ser tiránicos para conseguir que los demás formen parte de su idea.